Mujeres han sido criminalizadas por abortar entre 2013 y enero de 2019