Con la disolución de la Comisión de la Mujer, el Niño y la Familia se perdió un espacio importante de construcción normativa especializada. Si bien la creación del Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres tenía por objetivo que todas las bancadas se involucren en los temas de igualdad, su falta de voluntad política incidió en la pérdida de jerarquía, estructura y especialización en la transversalización del enfoque de género en la actividad legislativa, aspecto que debe recuperarse. Por este motivo, en cuanto a mecanismos de institucionalidad, es fundamental que la Asamblea Nacional vuelva a contar con una comisión especializada permanente que trabaje en el ámbito de los derechos de las mujeres, la población LGBTI y la transversalización del enfoque de género en todos los proyectos de ley, con el soporte de la Unidad de Técnica Legislativa (UTL).

Por lo tanto, proponemos la creación de la Comisión Especializada Permanente de Género y velaremos por su funcionamiento y por la obligatoriedad de analizar el impacto de género de todos los proyectos de ley que se tramitan en la Asamblea Nacional, antes de su aprobación.