Plantearemos una enmienda constitucional y legal a las competencias de los Consejos de Igualdad, con el fin de asignarles la atribución de rectoría de las políticas públicas en el marco de sus especialidades, y asegurar el caracter vinculante de los enfoques de derechos humanos en la implementación de políticas, planes y proyectos en beneficio de las personas en situación de vulnerabilidad y que requieren de atención prioritaria. La reforma a la Ley de Consejos de Igualdad incluirá la creación del Consejo Nacional de Personas LGBTI.