Según un estudio, presentado en mayo de 2019 por el Observatorio Social del Ecuador, en 2016 se suicidaron 192 jóvenes con edades comprendidas entre los 12 y 17 años; este informe señala que el suicidio es la principal causa de muerte de las y los adolecentes en Ecuador. Hay que tomar en cuenta de que el bullying escolar es una de las principales causas del suicidio y es, precisamente, el entorno escolar -junto con el familiar- donde las personas consideradas “diferentes” sufren de humillación y violencia.

 

Por eso planteamos la creación de una Ley Anti Bullying a ser aplicada en el sistema educativo, a través del Ministerio del ramo, a fin de garantizar el derecho a una convivencia pacífica, integrada y libre de violencia física y psicológica; y que la educación se oriente hacia criterios que eviten la discriminación, fomenten la justicia, la igualdad de oportunidades, el respeto por la diferencia, la cultura de la paz y la ausencia de maltrato físico o psicológico; y la corresponsabilidad de toda la comunidad educativa para lograr este cometido: instituciones, autoridades, personal docente, familias y estudiantes.